CNAC Cine en Comunidad multiplica la experiencia cinematográfica en las comunidades

El Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, (CNAC), sigue multiplicando la experiencia de vivir el cine venezolano en primera fila con su Programa CNAC Cine en Comunidad, con la proyección de cinco cortometrajes infantiles en la Urbanización Urdaneta de la parroquia Sucre de Caracas.

Cine en Comunidad

El Programa CNAC Cine en Comunidad creado por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía sigue su recorrido por la parroquia Sucre de Caracas. Esta vez llegó a la urbanización Urdaneta para proyectar cortometrajes venezolanos, al aire libre y bajo la luz de las estrellas.

Más de 70 personas se dieron cita en una sala de cine alternativa en las canchas ubicadas entre los bloques 3 y 4 de la urbanización Urdaneta, para disfrutar en la pantalla gigante del CNAC de películas venezolanas que resaltan los valores e invitan a preservar el medio ambiente.

“El duende verde” de Félix Rodríguez, “Hoy no se hace pastel de chucho” de Braulio Rodríguez, “Galus, Galus” de Clarissa Duque, “Papagayo de agua” de Noel Velásquez y “Bangladesh” de Héctor Orbegoso fueron los cortometrajes encargados de regalar a los presentes una noche de buen cine venezolano.

Claudia García, vocera del Consejo Comunal José Luis Guillén de la Urbanización Urdaneta, asegura que tiene mucho tiempo sin ir al cine, por esta razón esta actividad le resulta maravillosa y desea que se realice con frecuencia en la urbanización, porque “permite recrear a los niños los fines de semana y rescatar nuestros espacios”.

Para Cristian San Juan, también vocera del Consejo Comunal José Luis Guillén, la proyección de cortometrajes venezolanos en la Plaza Las Madres es una “muy buena iniciativa, porque así los espacios se retoman y empezamos a erradicar la delincuencia usándolos en actividades culturales”.

Asimismo, San Juan manifestó que este tipo de actividades son de gran utilidad para los niños, porque pueden contar con mayor distracción, los adultos puedan drenar las cargas diarias en otro ambiente y también porque es una oportunidad para las personas con discapacidad, “porque este tipo de actividades son más accesibles para ellos, porque las tienen al salir de las casas”.

“Me parece maravilloso que estén trayendo este tipo de actividades al sector, primero por los niños y segundo por los adultos mayores, soy una persona de 75 años y estoy aquí”, expresó Dulce María de Montero, vecina de la urbanización.

Para Faber Cañas, otro vecino, considera que la proyección de cortometrajes venezolanos en las comunidades organizadas, son actividades maravillosas para los niños, porque “los chamos disfrutan mucho todas estas actividades, se sientan y disfrutan una tarde distinta”. Además, invitó a los organizadores de la actividad a repetirla en la zona.

El programa CNAC Cine en Comunidad permanecerá por lo que resta del mes de mayo y junio con un cronograma de actividades que incluye talleres y proyecciones en la parroquia Sucre, para así continuar fomentando los valores y el cine venezolano en espacios alternativos de exhibición en el corazón de las comunidades.

Cine en Comunidad

Texto: Rosa Elena Mota
Fotografías: Mawarí Basanta