Cortometrajes venezolanos cautivaron la imaginación de los estudiantes de la Escuela Básica Nacional Nérida Siso Vásquez

El Programa CNAC Cine en Comunidad ofreció la proyección de cinco cortometrajes venezolanos a los estudiantes de la Escuela Básica Nacional Nérida Siso de Vásquez, de la parroquia San Agustín.

Escuela Básica Nacional Nérida Siso Vásquez

El Programa CNAC Cine en Comunidad llevó el séptimo arte a la Escuela Básica Nacional Nérida Siso de Vásquez, que en sus 42 años de fundada cuenta con una matrícula de 176 estudiantes con edades comprendidas entre los 6 y 14 años, de educación básica.

El cine venezolano se instaló en una de las aulas de la institución educativa y la convirtió en una sala de cine alternativa para ofrecer a 170 niños y niñas que hacen vida en esta casa de estudios, la proyección de cinco cortometrajes, cuatro producidos en el país: “Hoy no se hace pastel de chucho” de Braulio Rodríguez, “El duende verde” de Félix Rodríguez, “Papagayo de agua” de Noel Velásquez “Azul” de Winder Rivero y uno internacional “Take me home” (“Llévame a casa”) de Nair Acharwattana.

María Carulli, directora de la institución, inició su carrera como docente de Castellano y Literatura en estas aulas de clases, como maestra de sexto grado en el año 1995. Desde entonces no se ha podido separar de la parroquia San Agustín, “siento que este es mi lugar, pertenezco a la comunidad de San Agustín, nunca quise trasladarme de aquí, y aunque vivo en el este, me identifico con esta parroquia”.

CNAC Cine en Comunidad es un programa que busca fomentar el cine venezolano y los valores a través de espacios alternativos de exhibición, por esta razón la directora Carulli,  expresó que “esta iniciativa es fructífera, amena, los niños están emocionados, sería bueno que la retomen una vez al mes todos los viernes”.

Para Janosky Rodríguez, maestra de la institución educativa desde hace cinco años, “el principal aporte que le puede dar el cine venezolano a nuestros niños es que ellos quieran a su patria, que se sientan identificados con las películas venezolanas”.

Asimismo, Rodríguez considera que el Programa CNAC Cine en Comunidad es una actividad que aporta muchos beneficios a la comunidad, principalmente por ser este el lugar donde los niños se desenvuelven y aprenden para luego ir a la escuela a reforzar los valores y la enseñanza que adquieren en su hogar.

Con la visita a este plantel educativo el Programa CNAC Cine en Comunidad culmina un ciclo de actividades integradas por talleres de cine, talleres de apreciación cinematográfica y exhibición de películas venezolanas en espacios no convencionales en la parroquia San Agustín, para ahora trasladarse hasta las parroquias El Valle, Santa Rosalia y Coche, y así continuar recorriendo comunidades organizadas con el objetivo de impulsar el cine nacional, los valores y concienciando a los líderes comunitarios sobre el manejo y el uso de los medios audiovisuales.

Texto: Rosa Elena Mota
Fotografía: Mawarí Basanta