Patricia Vélasquez protagoniza “Cenizas Eternas”

Patricia durante la premier del filme

La actriz, modelo y productora, Patricia Velásquez, regresa a las pantallas de cines venezolanas, en la película Cenizas Eternas, de Margarita Cadenas, donde realiza el papel protagónico, y refleja la cultura yanomami.

Esta película es una aventura dramática, donde el caudal del río Orinoco es el escenario del trágico accidente, donde queda una sobreviviente: Ana, personificado por Patricia Velásquez, quien realiza una magistral interpretación y nos cuenta un poco más sobre el trabajo en esta cinta:

-¿Quién es Ana en Cenizas Eternas?

-Es una mujer de los años ‘50, que va a una aventura en el Amazonas con su marido y sufre un accidente, y del que todo el mundo la da por muerta. Elena, que es su hija, se queda en Caracas con una amiga, a los siete años, y crece pensando que su mamá está viva, puesto que nunca encontraron el cuerpo; en el tiempo que Ana vive en la selva, le cuenta toda la historia de su vida a sus nuevos amigos los “yanomami”, y se mantiene viva sólo con la esperanza de volver a ver a Elena.

 

-¿Cómo fue el trabajo de producción?

-Fue muy bonito, con un proceso natural, donde aprendí  muchas cosas; ahora estoy tratando de producir muchas más películas y creo que es un paso dentro del trabajo del actor, porque comienzas a poder escoger las historias, donde puedas contar tus propias experiencias e ideas.

-¿La película en un principio, tenía una temática francesa, como llegó a ser venezolana?

-Efectivamente era un película francesa, ya que Margarita vive en Francia, y cuando yo leí este guión hace aproximadamente 10 años, que me lo mostró Gabriela Nuñez, una amiga productora que tenia el guión en su casa,  de una vez le dije para ponerme en contacto con ella porque me había gustado muchísimo, la contacté y me dijo que la historia era de una chica francesa y me la contó toda, hasta que la convencí que la cambiáramos para que fuese venezolana. Después de eso comenzamos  el proceso de trabajo de la cinta, donde todo lo realizado fue como un circo, donde cada uno fue dueño de un pedacito de la película, para que el trabajo fuese más especial.

-Como actriz y productora, ¿cómo crees que ha avanzado el cine venezolano?

-A crecido muchísimo, por todos los cambios sociales, y eso ayuda, para que el ciudadano exprese su arte, y creo que nosotros como artistas tenemos esa gran necesidad y es por eso que cada uno de los actores y actrices que estamos fuera del país, queremos venir hacer cine acá, sentimos esa responsabilidad. Las películas  están bonitas, ya que se están creando grupos de trabajo muy buenos. En este filme la tecnología jugó un papel importante, porque cada uno nos encontrábamos en sitios distintos y así tuvimos que aprender hablar yanomami y todo lo hicimos por skype.