ABICINE cuenta con nueva Junta Directiva

El pasado sábado 4 de febrero, la Asociación Civil para el Bienestar Social del Trabajador Cinematográfico (ABICINE) votó para elegir a su nueva Junta Directiva, esta elección contó con la participación colectiva de la mayoría de sus afiliados.

Abicine

Guillermo Pérez culminó con su periodo como director general de la Asociación Civil para el Bienestar Social del Trabajador Cinematográfico (ABICINE) entregando las riendas de la organización a Julio César Castro, quien será el nuevo encargado de conducir la asociación en pro de todos aquellos que hacen posible el mundo del séptimo arte en Venezuela.

Junto a Julio César Castro, la nueva junta quedó conformada por Yannine Poleo como directora ejecutiva; Denis Nieves, director administrativo; Merlyn González toma el puesto de contralora y Clever Castillo es el contralor suplente.

Las elecciones de la nueva junta directiva de ABICINE se celebraron el sábado 4 de febrero, de manera presencial en la ciudad de Caracas y también de manera virtual, para asegurar la mayor participación posible, a través del correo electrónico. La participación alcanzó la cifra de 500 votantes, lo cual representa más del 60 % del total de los afiliados.

Julio César Castro señaló en el programa “Somos Cine” en la emisora Alba Ciudad que “siempre ha trabajado de la mano con la asociación desde hace mucho tiempo”, y que su motivo principal de querer formar parte y presidir ABICINE es el compromiso con los que conforman la asociación y conseguir mucho más en beneficio de todos.

Abicine

ABICINE es una asociación civil sin fines de lucro que fue creada para propiciar el el bienestar social de técnicos, productores, directores y todos los involucrados con la producción de cine en el país y con la misión de “establecer y gestionar los medios indispensables para lograr la seguridad social integral del trabajador cinematográfico venezolano y su núcleo familiar, a través del desarrollo, implementación y establecimiento de programas y planes de Previsión y Bienestar para sus Asociados” (http//abicine.blogspot.com)

Alizar Dahdah Antar, vicepresidenta del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC), hizo referencia histórica de los orígenes de la asociación al recordar que gracias a la primera reforma de la Ley de la Cinematografía Nacional, aprobada en octubre del año 2005, se creó el Fondo de Promoción y Financiamiento del Cine (FONPROCINE) y en la distribución de los recursos del Fondo según esta misma Ley, está contemplado un apartado para el bienestar social de los trabajadores independientes de cine, con lo cual cinco años más tarde, en 2011, los trabajadores cinematográficos se organizaron y crearon ABICINE.

Dahdah indicó que posterior a la conformación de la asociación se suscribió un acuerdo entre el CNAC y ABICINE. Desde ese entonces, el CNAC ha brindado total apoyo y respaldo a aquellos proyectos relacionados con la seguridad social de los trabajadores de la comunidad cinematográfica venezolana.

Es compromiso de nuestra institución apoyar el desarrollo del bienestar social de los trabajadores cinematográficos en nuestro país, dado que en general no tienen una contratación fija, permanente, sino a destajo, ofrecen sus servicios por proyecto, por cada obra, cosa que no es permanente.

“La gran mayoría de los inscritos en ABICINE somos trabajadores independientes, uno de los primeros grandes logros fue el ser afiliados al seguro social ya tenemos pensionados y todo se logro con mucho esfuerzo” indicó Julio César Castro.

Uno de los logros más significativos de la asociación es que ya pertenecen al Instituto Venezolano del Seguro Social (IVSS), para de esta manera dar la tranquilidad a sus afiliados que pueden contar con una jubilación, de igual forma cuentan con el beneficio de HCM para cualquier eventualidad de salud que pueda surgir.

Abicine

Opinan los cineastas

Integrantes de la comunidad cinematográfica venezolana reconocieron la masiva participación en las elecciones de la nueva junta directiva de ABICINE, entre ellos Carlos Azpúrua quien señaló que continúa la cosecha de triunfos en la organización de los trabajadores del cine.

“Apoyados en nuestro proceso de justicia social, hoy podemos decir que seguimos cosechando triunfos desde nuestras organizaciones y gremios, apoyados en la Ley de la Cinematografía Nacional (2005) que promueve la seguridad social de sus agremiados, y que se materializó mediante la creación de ABICINE, como estructura para garantizar el bienestar de los trabajadores y trabajadoras independientes cinematográficos”.

Por su parte, la cineasta y promotora cultural Solveig Hoogesteijn manifestó sentirse orgullosa “de pertenecer a un colectivo profesional que está consciente de la necesidad de proteger a los miembros más vulnerables”.

La realizadora Fina Torres cree que “en estos momentos es vital participar en las votaciones de nuestro gremio cinematográfico. La elección de ayer fue masiva y contundente y expresa la voluntad de los cineastas venezolanos de luchar por la continuidad de nuestro cine”.

Diego Risquez resaltó la participación de los asociados: “me parece importante la participación tanto por internet así como los que se acercaron a votar por al nueva junta de ABICINE, considerando que es una instancia para el beneficio y bienestar de los trabajadores del cine en Venezuela”.

Juan Carlos Wessolossky señaló sentirse muy feliz y complacido de la nueva directiva, “le deseo el mayor de los éxitos para el beneficio de toda la comunidad cinematográfica. Resalta la unión de todos en estas elecciones y con ese ejemplo sigamos luchando por lograr lo mejor para nuestro cine”.

Antonio Llerandi se refirió a las elecciones como “gran jornada de ABICINE, donde todas las generaciones de gente de cine, unidos como debe ser, acudimos a demostrar que a pesar de las diferencias podemos ser un gremio único con unas ganas enormes de seguir haciendo cine en Venezuela”.

La nueva junta directiva de ABICINE tomó posesión y ya se encuentran activa en sus nuevas responsabilidades.

Abicine

Texto: Diliana Gómez y Patricia Soto
Fotografía: Cortesía/María Carolina Ocque