Jacobo Penzo abrió los ciclos de “Encuentros con el Cine Venezolano”

La fundación Margot Benacerraf continua en este nuevo año 2017 con su ciclo de “Encuentros con el Cine Venezolano” iniciando con la presencia del pintor, director y actor de teatro Jacobo Penzo, en el auditorio de la facultad de humanidades y educación de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Jacobo Penzo

El cineasta Jacobo Penzo tiene mas de 43 años de carrera en el mundo del cine, se ha dedicado ha realizar cortometrajes y largometrajes tanto de ficción como documentales.

Penzo estudió comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela, se formó como pintor y escritor. Al comenzar el movimiento del cine venezolano, es cuando se inicia realizando distintos trabajos en el medio “preferí aprender en la práctica y he recorrido prácticamente todas las funciones del rodaje, fui asistente de cámara, fui camarógrafo, asistente de dirección y todo eso me formó”.

En esta oportunidad habló sobre lo que ha sido su trabajo hasta ahora y que en estos momentos se encuentra grabando lo que sería su más reciente película llamada “Hijos de la Tierra”, la cual narra el tema petrolero en Venezuela, materia que le llama mucho la atención.

“Yo creo que hemos trabajado poco el tema del petroleo a pesar de ser tan importante para nosotros, se ha trabajado poco pero hay ahí un gran misterio (…) no hemos llegado al fondo y hay muchas preguntas ahí, por eso me interesa y me seguirá interesando tanto en el cine como en la escritura yo también escribo y estoy trabajando también el tema lo que es muy importante para nosotros y merece la pena indagar”, acotó Penzo.

Jacobo Penzo

En este encuentro con los estudiantes de la UCV, el realizador habló de su experiencia al momento de no utilizar guion, “esto te da una gran libertad y es delicado ya que tienes que introducir elementos que no habían sido concebidos anteriormente antes de comenzar el programa, pero te da mucha libertad y una posibilidad de una gran creatividad”. Indicó el director.

Resaltó que la improvisación en cuanto a los actores es más que todo un recurso, una técnica que utilizan para capturar elementos que antes no estaban y así darle esencia a lo que se hace “no solo la improvisación en la actuación sino también la improvisación en el mismo guión (..) introducir elementos que antes no estaban, si te pueden ayudar a capturar la esencia”

Jacobo Penzo considera que un verdadero cineasta debe sentir pasión por este mundo que no es nada sencillo, “hay que poseer mucha voluntad y ganas para poder surgir y vivir de ello, hay que tener visión y una actitud crítica”.

De igual forma recalcó que para que un documental o ficción tenga un éxito rotundo, hay que contar con un buen director, la dirección que es lo mas importante, puede transformar algo bueno en algo interesante “el director es el determinante ya que tiene tanto poder, poder de decisión, depende de los caminos que tome, es el centro. Es determinante tanto en el documental como en la ficción”.

Entre los trabajos que componen la filmografía de Jacobo Penzo, resaltan las obras “La Huelga” (1971) , “Historia” (1974), “El afinque de Marín” (1980), “La Pastora resiste” (1981), “Dos ciudades dos historias” (1982), “El compadre Antonio” (1982), “Energías alternativas” (1984),”La casa de agua” (1984), “Fruto” (1986), “Tecnología para el hombre” (1986), “El silencio de la memoria” (1986), “Música nocturna” (1988), “En territorio Extranjero” (1993).

Jacobo Penzo

Texto: Diliana Gómez
Fotografía: Rosa Elena Mota