INICIO | NOTICIAS | ‘El laberinto de lo posible’, un viaje emocional hacia la fotografía invidente

‘El laberinto de lo posible’, un viaje emocional hacia la fotografía invidente

La vida de Sonia Soberats plantea una visión diferente sobre el concepto de fotografiar en el mundo, en el documental venezolano dirigido por Wanadi Siso, 26° estreno criollo del 2015.

El Laberinto de lo PosibleUn saxofonista neoyorquino recita tocatas melancólicas en las calles y plazas de la Gran Manzana. Por allí pasea Sonia Soberats, quien luego de apreciar su espectáculo callejero y solitario, lo aplaude. Después, como buena venezolana, charla con el desconocido artista, quien le pregunta “¿Y usted qué hace?”. “Soy fotógrafa, fotógrafa invidente”, le responde. “¡Eso es imposible! Jamás lo había escuchado”, a lo que la mujer septuagenaria contesta “nada es imposible en esta vida”.

La escena pertenece al documental venezolano “El laberinto de lo posible”, del director Wanadi Siso, que relata la historia de Sonia, quien luego de sufrir una punzante tragedia familiar, perdió por completo la visión. En el arte tras la cámara consiguió una salida, una forma de expresarse que, a diferencia de lo que muchos piensan, no está plagada por la oscuridad inevitable para aquellos que no gozan del sentido de la vista.

El transcurrir de su cotidianidad conduce el hilo de esta historia. Radicada en Nueva York, se muestra el paso de sus días y el disfrute que vive de lugares como museos y plazas, describiendo su oficio tras el lente, utilizando otra dimensión sensorial del olfato, el oído y el tacto.

¿Cómo lograr una imagen no visual? Acá la imaginación y capacidad de plasmar en la práctica lo que se quiere en la mente es fundamental. Este ejercicio lo desarrollan las personas invidentes a través de una técnica de fotografía que consiste en la alteración de la luz, partiendo de la oscuridad absoluta. Con unas linternas, contornean la presencia de objetos, seres humanos o lo que deseen retratar, cual pincelada de un artista sobre un lienzo.

De esa manera inmortalizan en fotos sus más recónditos pensamientos o complacen a quienes requieren de sus servicios. El resultado es impresionante. Alegrías, tristezas, triunfos y posibilidades, todos reflejados tras el lente, cuestionan la verdadera esencia de la fotografía, más allá de capturar un momento. Se trata del sentimiento que se desea transmitir, y hacerlo es una experiencia íntima, pues solo se percibe un pequeño haz de luz -emitido por la linterna- que traza la obra.

Miembro del colectivo Seeing Whith Photography, la protagonista organiza una serie de talleres para enseñar esta técnica en Venezuela y el mundo. “Me siento muy emocionada por estar en mi país y poder presentar este documental. Espero que les toque una fibra en su corazón hacia las personas con discapacidad, porque siempre hemos sido relegados por la sociedad como seres ineptos que no podemos hacer nada, y que todo tienen que hacérnoslo, cuando no es así”, comentó Soberats en una conferencia de prensa realizada en Caracas, previo al estreno del filme.

“Para mí no existe la oscuridad. Tampoco pienso que es negativa. Es positiva, porque nos hace aflorar imágenes en nuestra alma y corazón. Siempre veo luz porque en algún lado hay luz. Solamente de noche veo un oscuro, pero nada de eso me sucede cuando estoy con mi familia, con mis nietos”, agregó la fotógrafa invidente.

Wanadi Siso detalló el proceso de la dirección de fotografía de la obra, realizada por su tío, Mauricio Siso. “Quisimos dejar las cosas tal y como se nos venían presentando. Mauricio tiene vinculación a los invidentes. Su padre -mi abuelo- era una persona ciega. De allí surgen tres cineastas: mi papá y dos tíos. A través del arte que se refleja en la película y gracias a Sonia, pude aprender que la creación de imágenes no viene de la vista. Encontramos una luz bellísima en Caracas, Nueva York y todas las atmósferas, sin mayores efectos”.

La ópera prima de Wanadi Siso ha recorrido 34 festivales de cine nacionales e internacionales, logrando su exhibición en Argentina, Polonia, Estados Unidos, Bélgica, España, Rusia, entre otras regiones. En total, se ha alzado con 10 premios y menciones especiales, entre los que se destaca el galardón al Mejor director y Mejor inspiración en el Festival Internacional de Cine por la Paz, Inspiración e Igualdad en Jakarta, Indonesia.

Una función especial para personas con discapacidad se realizará el sábado 17 de octubre, en las salas de Cines Unidos, con el apoyo del Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (Conapdis), Acción Social del Gobierno del Distrito Capital, Sociedad Amigos de los Ciegos, entre otras instituciones. El documental se proyectará en su versión accesible, subtitulado para las personas con deficiencias auditivas y tendrá una audiodescripción para quienes poseen discapacidad visual.

Realizada con el apoyo del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC), “El laberinto de lo posible” es el vigésimo sexto estreno del cine venezolano en 2015.

Facebook: Facebook.com/laberintodeloposible
Twitter e Instagram: @Laberinto_film / laberinto_film

Ficha técnica

Dirección y guión: Wanadi Siso
Dirección de fotografía: Mauricio Siso
Edición: Bettsy Battig y Wanadi Siso
Sonido: David de Luca
Música: Nascuy Linares
Producción ejecutiva: Fabián Varela y Wanadi Siso

Texto: Ernest Stuyvesant

Facebook Twitter
Enviar esta nota