INICIO | NOTICIAS | “El silencio de las moscas”, la dualidad violenta y pacífica de Los Páramos

“El silencio de las moscas”, la dualidad violenta y pacífica de Los Páramos

El documental de Eliezer Arias trata la tendencia suicida adolescente de Los Andes venezolanos a través de las historias de dos madres que perdieron a sus hijas. Es el 24° estreno nacional del 2015.

Prensa CNAC

El silencio de las moscasLa tendencia suicida adolescente en Los Andes venezolanos condujo al director Eliezer Arias a encontrar dos conmovedoras e incómodas historias: Marcelina y Mercedes  comparten el dolor de haber perdido a sus hijas. Ambas jóvenes se suicidaron -por coincidencia- a los 16, el mismo año. Como estos casos, muchos otros han acontecido en la región de los páramos de Mérida, donde se desarrolla el documental venezolano “El silencio de las moscas”, que se estrena el viernes 25 de septiembre en las salas de cine del país.

Como un bálsamo para las madres describe el realizador la esencia del filme, 24° estreno criollo del año, que ha conquistado tres premios internacionales este 2015, sumado a los ocho que ganó en 2014 en su recorrido por festivales del mundo de alta categoría.

Luego de una minuciosa y extensa investigación en la zona rural de Pueblo Llano y parte de Mucuchíes, Arias identificó que la cifra de suicidios supera la tasa de Japón, 10 veces más que en el resto de Venezuela. Entre intuiciones y casualidades, las historias de ambas progenitoras tocan el nervio de la desesperanza, la resignación y el transitar de la vida llevando en los hombros el peso de la desgracia, cuando ya no hay nada que hacer.

El silencio de las moscasMediante  informes de defunción del hospital del pueblo, las actas de defunción de la prefectura, entrevistas, datos del CICPC y una ‘autopsia psicológica’ guiada por protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fue posible identificar el fenómeno que acontece en el estado Mérida y tratarlo en la gran pantalla nacional.

En el documental, las causas se remiten a elementos como la globalización, el modo en el que los jóvenes incursionan en la nueva ruralidad y otros disparadores como el fanatismo religioso, la sexualidad precoz y el machismo. Todas éstas mermaron en un registro estadístico alarmante, que es mostrado de manera cruda y a la vez sutil en “El silencio de las moscas”.

“En lo visual, a través del lente de Gerard Uzcátegui, se encontrarán con unas imágenes que parecen volar, como levitando. En lo sonoro, gracias a David De Luca, unas voces en off de los personajes que relatan, en algunos casos impasibles, en otros incrédulos sobre lo que sucedió. Una música original del pianista Leo Blanco y un diseño sonoro que puede ser claustrofóbico, pero sin saturar. El montaje de Charles Martínez, quien fue mi mano derecha en este proyecto, logra hacer fluir las historias de manera genial”, afirmó Arias al Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC).

El silencio de las moscasEl tratamiento de las tragedias que embargaron a Marcelina y Mercedes refleja una dualidad acorde a la personalidad de cada una, inyectando emociones mediante las vidas de dos mujeres resignadas a un oscuro pasado, pero con la obligación de sobrellevarlo a como dé lugar. “En el caso de Mercedes, esperé casi un año antes de recibir su aprobación. Su interés en participar era poder entender qué pasó realmente con su hija, María José. Marcelina no solo perdió a Nancy, sino que también su otra hija, embarazada de solo 15 años, lo intentó sin éxito, y años atrás, su marido también atentó contra su propia vida. El filme se convirtió  en una manera de hacernos compañía y en cierta forma, una curación para ellas”, agregó el realizador.

La belleza natural del Páramo se muestra en el largometraje de una manera idílica, utilizando ‘el silencio’ como metáfora de la convivencia de sus habitantes en su cotidianidad. Esto, sumado a la gran cantidad de suicidios, ha provocado un estado de ‘costumbre’ con respecto al suceso en la comunidad, hilvanando emociones en un ambiente misterioso, a simple vista centro de la calma, pero que guarda en las faldas de sus montañas heladas un acontecer violento.

“El silencio de las moscas” podrá disfrutarse en las siguientes salas de cine comerciales del país: Caracas: Centro comercial Líder, C.C. Tolón y C.C. Victoria Plaza. Valencia: Centro comercial Sambil. Maracay: Centro comercial Hyperjumbo.

Ficha técnica
Dirección: Eliezer Arias
Guión: Eliezer Arias
Producción: Eliezer Arias, Raúl Bravo
Fotografía: Gerard Uzcátegui
Música: Leo Blanco

Facebook: www.facebook.com/El-Silencio-de-las-Moscas
Web: www.silenciodelasmoscas.wordpress.com

Texto: Ernest Stuyvesant

Facebook Twitter
Enviar esta nota