INICIO | NOTICIAS | “Mi próxima película no será de terror”: Alejandro Hidalgo

“Mi próxima película no será de terror”: Alejandro Hidalgo

El director de ‘La casa del fin de los tiempos’ conversó con el CNAC desde Los Ángeles. La semana pasada estrenó el filme en 36 pantallas de Turquía. Reveló que prepara un proyecto con el argentino Andrés Muschieti.

Prensa CNAC

Alejandro HidalgoEl cineasta pionero del terror en Venezuela, Alejandro Hidalgo, no ha dejado de recorrer festivales de alto prestigio llevando a domicilio su ópera prima, ‘La casa del fin de los tiempos’, protagonizada por Ruddy Rodríguez. Estrenada en 2013, es la única obra criolla que se mantuvo continuamente en la cartelera comercial de Venezuela durante 41 semanas, cifra alcanzada con 26 copias distribuidas, registrando 623.856 espectadores, convirtiéndose así en el decimoquinto filme más taquillero del país.

Un total de 12 premios internacionales ha conquistado el largometraje desde que dio el salto más allá de las fronteras. Entre los más importantes se encuentran: una Mención especial en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas (BIFFF), Bélgica; como Mejor película y Mejor dirección en el Screamfest Horror Film Festival de Estados Unidos; y la semana pasada se llevó el máximo galardón del Filmquest Festival, en EE UU, obteniendo Mejor película y el tercer lugar entre lo mejor del evento cinematográfico, premio escogido por el público.

Y no conforme con la colección de estatuillas, el filme se estrenó esta semana en 36 pantallas de Turquía, sumado a las 100 salas de cine que la disfrutaron en Rusia, un número histórico. En Colombia, 60 mil cinéfilos la vieron, y en Perú fueron 45 mil espectadores. La internacionalización de la obra continúa el 16 de julio con su estreno en Bolivia, el 28 de agosto en Ecuador, el 12 de noviembre en Chile y próximamente en México y Panamá. En enero de 2016 llegará a Argentina y posiblemente a Uruguay.

Su historia es un laberinto de horror, misterio y suspenso que da un giro inesperado para los espectadores, desviando la atención de la trama: mientras todos esperaban un predecible encuentro de fantasmas, guió el desenlace hacia un vórtice temporal en el que los personajes se encontraban consigo mismos en en el tiempo, en distintas épocas.

Desde Los Ángeles, Alejandro Hidalgo conversó con el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) y reveló todo sobre ‘La casa del fin de los tiempos’, la cual sigue imponiéndose en las competiciones de cine fantástico más importantes del mundo.

¿Qué tal la experiencia en Bruselas y Utah?

Para mí es un honor que la película haya participado en casi todos los festivales de cine fantástico a nivel mundial, los más importantes, siendo la primera película del género en Venezuela, sobre todo en Bruselas. Esa experiencia fue gratificante, porque el público es especial, tiene su propio código e incluso se ríen del terror. El teatro estuvo completamente lleno y aplaudieron muy fuerte. En el Filmquest de Utah, hubo filmes como ‘The Fear of darkness’ que fueron impresionantes, con efectos visuales de gran talla. Pero, con todo y eso, ‘La casa del fin de los tiempos’, realizada con un presupuesto muy ajustado, gustó muchísimo y triunfó.

¿Se siente presionado por ser el pionero del género terror en Venezuela?

La verdad es que no. Todo lo contrario. Era algo que tenía que pasar hace mucho tiempo, y le está abriendo las puertas a jóvenes cineastas que quieren contar historias dentro de este género, que tiene muchos seguidores a nivel mundial. Sí siento que el terror ha sido subestimado por nuestros cineastas, porque es muy complejo, rico y a través de el se puede plasmar la verdad del autor en la pantalla. soy un apasionado de la fantasía, y no hay regla fija. Mi próxima película no va a ser de terror. Me gustaría explorar la ciencia ficción.

Trascendió que entabló relaciones con reconocidos cineastas del mundo en su recorrido…

Conocí cineastas de México, Argentina, España y el resto de Europa, en particular a quienes formaron parte de distintos jurados, como Richard Stanley. También entablé una amistad con Andrés Muschietti, director de ‘Mama’ (2013) -producida por Guillermo del Toro-, que fue aclamada internacionalmente. Con él ya estoy en conversaciones para un proyecto cinematográfico en el que muy pronto trabajaremos juntos.

¿Cómo valora haber distribuido su ópera prima en diversos formatos digitales?

Estrenar en formatos como Video on Demand, Home Video y la televisión por suscripción en otros países de habla no hispana como Estados Unidos, donde ‘La casa del fin de los tiempos’ se convirtió en el primer filme venezolano en estrenarse en la plataforma Netflix, es histórico. En ese país ha sido vista por más de 100 mil personas. Esta es una nueva manera de llevar cine. Ha tenido unos comentarios maravillosos en la web. También logramos distribución en Canadá, Alemania -doblada al alemán-, Reino Unido, Francia, Japón, España y Corea. Es muy importante que las películas criollas trasciendan nuestras fronteras y puedan hablar de nuestra cultura, mirada y lenguaje, inclusive con el género de terror.

¿Qué otros géneros le gustaría explorar?

Quiero explorar muchos géneros. Me gustaría hacer drama, fantasía en sus subgéneros, trhillers psicológicos, algo épico.

¿Cómo afronta el reto de superarse a sí mismo?

Voy a tratar de hacer lo mejor que pueda, poner en práctica todo lo que he aprendido de ‘La casa del fin de los tiempos’, mejorar la puesta en escena, la producción con un presupuesto más ambicioso. Pero, eso no quiere decir que tengo la obligación de superarme en cuanto a premios o éxito en taquilla. Como artista, simplemente tengo que ser muy honesto, hacer una historia con el corazón y el rigor de armar un buen guión, rodeándome del mejor equipo para ofrecer lo mejor a los espectadores.

¿De qué manera hilvanó el guión de ‘La casa del fin de los tiempos’?

Fue un proceso muy complejo que me tomó aproximadamente dos años y medio. Las lecturas cruzadas de guión que realicé en el CNAC me ayudaron mucho, con profesionales de la dramaturgia como Belén Orsini. Me ayudaron mucho en la construcción de la estructura, que es complejo adaptarlo a un género. La primera idea que tuve del filme fue el giro principal de la misma, que fue lo que más impactó a la audiencia, además de los diálogos con el adecuado uso del subtexto y los conflictos internos y externos.

¿Cuáles cita como sus referencias fílmicas?

Tengo influencias de películas como ‘2001: odisea al espacio’ y ‘El resplandor’, de Stanley Kubrick; obras de Alfred Hitchcock como ‘Psicosis’; otras hispanas como ‘El espinazo del diablo’; ‘Abre los ojos’ y ‘Los otros’ de Alejandro Amenábar. Es un lenguaje muy rico que no solo busca generar suspenso y terror gratuito con sangre, sino con historias humanas para que los cinéfilos tengan empatía con los personajes. Si nos enamoramos de ellos, todo el suspenso va a ser nuestro. Mi película tiene un contexto venezolano, y lo hice así para que pudiera resultar conmovedor.

¿Cuáles son los elementos para lograr un filme de terror que capture a los espectadores?

Sobre todo, construir personajes humanos con los que la gente se identifique. Tener un buen conflicto central con suspenso. Yo prefiero construirlo a un nivel psicológico que se enfoque en un miedo hacia lo desconocido, con un juego de cambio de perspectivas a lo ‘Hitchcock’, cargado de suspenso, misterio e ironías dramáticas. Trato cambios de puntos de vista entre los personajes y la audiencia.

¿Donde reside actualmente?

Yo resido en Venezuela. No sé qué me depara el destino. Estoy haciendo proyectos para una película criolla y otros que partirían desde más allá de nuestras fronteras. Siempre que pueda estaré en mi país, pero quiero viajar, explorar y enriquecerme para aportar eso a mis obras cinematográficas. Me dedico 100% a ser cineasta, de esto vivo. Estoy escribiendo mi próximo guión y haciendo negocios para buscar fuentes de financiamiento y lograr algo más ambicioso en cuanto a presupuesto.

Premios internacionales de ‘La casa del fin de los tiempos’

Mención especial en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas (BIFFF), Bélgica.

Mejor película y mejor dirección en el Screamfest Horror Film Festival de Estados Unidos

Mejor película y el tercer lugar entre lo mejor del evento cinematográfico, escogido por el público, en el Filmquest Festival, EE UU.

Mención honorífica en el Mórbido Film Fest de Puebla, México.

Mejor filme iberoamericano y Mejor interpretación iberoamericana en el Rojo Sangre Film Fest, Buenos Aires, Argentina.

Premio del público a la mejor película en el Venezuelan Film Festival de Nueva York, EE UU.

Texto: Ernest Stuyvesant

Facebook Twitter
Enviar esta nota