INICIO | NOTICIAS | “Celeste” fortalece el desarrollo del cine venezolano desde las aulas

“Celeste” fortalece el desarrollo del cine venezolano desde las aulas

El largometraje, realizado por 14 estudiantes del Curso Superior de Cine Ficción del CIECA, en Barquisimeto, completó su segunda semana de rodaje.

Prensa CNAC

CelesteUn ser especial de otro universo busca sembrar el bien bajo el lema “cuando crees, todo es posible” en “Celeste”, primera película-escuela del Centro de Estudios Integrales de Comunicación Audiovisual (CIECA), realizada por los estudiantes del Curso Superior de Cine Ficción en Barquisimeto.

El largometraje, desarrollado con docentes monitores en las distintas áreas cinematográficas de la creación de un filme, pone en práctica los conocimientos de 14 alumnos y ocho invitados de la misma escuela, futuros cineastas, quienes llevan las riendas de este proyecto que alcanzó su segunda semana de rodaje en la capital larense.

La historia se desarrolla entre dos pequeños: Albany, una niña que sueña con ser cantante y Adrián, un chico de bajos recursos aficionado del cine que vende cepillados en un mercado para comprarse su propia cámara fotográfica.

CelesteÉl se pelea con todos, refuta las decisiones de sus mayores y no deja de ser irreverente hasta que, junto con su inseparable amiga Albany, encuentra dentro del mercado a Celeste (Yelitza García), una persona muy especial con poderes mágicos, que usa a través de unas botellitas. Todos lucharán para eliminar a los ‘loquis’, entes que provocan malos pensamientos.

“Esta es una película para niños, niñas y adolescentes. Aplicaremos efectos especiales que le darán una riqueza de acción en todas las escenas. El fin es que la gente entienda que pueden cambiar sus vidas y mejorar siempre, mediante la colaboración. La disciplina que hemos implantado en la escuela se siente”, puntualizó Luis Girón, director del CIECA y docente monitor de dirección en la producción de la obra.

Alejandra “Nany” Fonseca en la dirección de fotografía; Lino Ocando en sonido; Nelson Rivero como coach de actuación; Patricia Ortega en la asistencia de dirección e Isabel Caroto en la dirección de arte, junto con Edicta Pineda, complementan el grupo de docentes monitores, quienes guían paso a paso a los estudiantes, enriqueciendo su labor diaria en las locaciones del rodaje con distintos métodos de trabajo.

Los estudiantes se rotan mediante anillos concéntricos que se miden en niveles del 1 al 5 para abarcar, con base en su desempeño e interés, todas las áreas cinematográficas en la realización del filme.

Celeste“Ninguna decisión se toma individualmente. Todo lo decidimos en colectivo, con los participantes. Están pendientes de lo que sucede, sin protagonismos. Hacer una película en tres semanas no es nada fácil. Durará entre 70 y 80 minutos. La unión entre los realizadores ha sido la clave para nuestro ritmo de trabajo. 350 personas estuvieron en el casting, entre ellos más de 100 niños. Era un sueño colectivo del CIECA y ha pasado a ser de muchos más, de Lara”, agregó Girón.

Camila González, de 10 años, interpreta a Albany. Esta es su primera incursión en el cine. “Me siento muy bien, alegre, echándole pichón y conociendo gente nueva. Tuvimos varias semanas             de preparación de personajes, nos reunimos, hablamos y leímos el libreto muchas veces con todas las modificaciones. Quedó muy bonito. He estado en dos obras de teatro. No me da pena verme en la gran pantalla, pero sí me siento extraña, porque luego de ver tantas películas, no me imaginaba que estaría yo allí ahora”, comentó la pequeña.

Las locaciones de esta etapa de la filmación en Barquisimeto incluyeron exteriores en distintas calles y avenidas, una casa que funge como la habitación de Celeste y los espacios de la Flor de Venezuela, entre otros.

CelesteAndrés Contreras interpreta, a sus 11 años, a “Adrián”, el protagonista: “La película refleja que no importa la apariencia, o si antes eras malo y tremendo. Puedes ser una buena persona si no escuchas a tus malos pensamientos, sino que te dejas llevar por el futuro que tú quieres ver en tu corazón. Mi personaje es un terremoto. Sus papás se pelean mucho. Es de bajos recursos. Su perro Rocky y Albany son sus amigos”.

“Celeste” llegará a su tercera semana de rodaje este lunes, con el apoyo del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, dando protagonismo a las escuelas que fortalecen, desde las aulas, la identidad y el lenguaje que caracteriza al séptimo arte criollo, con historias cargadas de mensajes universales positivos, que llaman a la reflexión y al rescate de los valores éticos y morales.

De la teoría a la práctica

Los estudiantes del CIECA se mostraron activos y dispuestos a aplicar todos los conocimientos que durante tres años han adquirido en el Curso Superior de Cine Ficción, ejerciendo en “Celeste” distintos roles cinematográficos:

Jorman Aular

“Nuestro director docente, Luis Girón, tiene una manera de dirigir excelente. Va siempre un paso adelante y a la vez monta el filme en su mente, editando. Ya venimos con una actitud de grabar las escenas tal y como las imaginamos en el momento. Así, el ritmo es más fluido”.

Elisa Agüero

“Actualmente estoy en el área de arte, todo lo que se ve dentro del plano. Hay que componerlos tal cual que una pintura. No puede haber espacios vacíos, así que aprenderlo y aplicarlo es fundamental, ubicando elementos. Nos apoyamos en el guión para lograr un trabajo óptimo, que tiene una investigación previa. Lo que más me gusta es escribir historias”.

Glengre Urriola

“Estoy en la asistencia de dirección. Es un reto, porque nunca imaginé salir de producción y fotografía. Pero me ha encantado tomar esta responsabilidad. La primera semana estuve sin docente monitor. Con la llegada de Patricia Ortega he aprendido mucho. Es muy enriquecedor poder organizar el set”.

Texto y fotos: Ernest Stuyvesant

Facebook Twitter
Enviar esta nota