INICIO | NOTICIAS | “3 Bellezas” conquistó el Festival del Cine Venezolano 2015

“3 Bellezas” conquistó el Festival del Cine Venezolano 2015

Seis premios se llevó la ópera prima del director Carlos Caridad. “Dauna, lo que lleva el río” triunfó en cinco categorías, convirtiéndose así en los dos filmes más ganadores.

Prensa CNAC

Festival de Mérida El filme “3 Bellezas”, ópera prima del director zuliano Carlos Caridad, se llevó el máximo galardón del XI Festival del Cine Venezolano (FCV), la noche del jueves 11 de junio, en el Auditorio Alí Primera de la ciudad de Mérida.

El público andino disfrutó del evento cinematográfico que inició el pasado domingo 7 con una gama de talleres, muestras y proyecciones en competencia, bajo la organización de la Fundación para el Desarrollo de las Artes y la Cultura, con el apoyo del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) y la Universidad de Los Andes (ULA).

Festival de Mérida La visión crítica de Carlos Caridad sobre los concursos de belleza del país, presentada en la gran pantalla con humor negro y drama, exponiendo la obsesión que impera en muchas familias criollas con respecto a su apreciación de los estereotipos de belleza de la mujer, convenció a los expertos calificadores y conquistó además el premio a Mejor dirección y guión (Caridad), Mejor actriz para Diana Peñalver, Dirección de arte para Matías Tikas y Mejor cámara (Alexandra Henao), convirtiéndose en la gran triunfadora del festival.

Una multitud de cinéfilos colmó los espacios en los que se desarrolló el FCV, haciendo honor a la premisa que los caracteriza: ‘El cine evoluciona en Mérida’.

“Dauna, lo que lleva el río”, primer filme criollo hablado en lengua warao, que tuvo su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Berlín 2015, no se quedó atrás y ganó el Premio especial del jurado. El largometraje del director Mario Crespo también recibió el galardón a Dirección de fotografía (Gerard Uzcátegui), Mejor montaje (Fermín Branger), Mejor música (Alonso Toro) y el Premio de la prensa, sumando un total de cinco.

Festival de Mérida “Para esta edición trajimos el mejor cine del país, las obras que llenarán las taquillas durante todo el año. Son más de 79 proyecciones. Hay filmes como ‘Libertador’, ‘Favio, la estética de la ternura’ y ‘KM 72’, es decir, de todo y para todos. Gracias a las políticas del CNAC se comenzaron a hacer más de cinco películas al año, y eso provocó que lo retomáramos después del 2005 e hiciéramos una escaleta para ponerlas en competencia y premiarlas”, dijo Karina Gómez, directora del Festival.

El rol protagónico de Alberto Alifa en “El infierno de Gaspar Mendoza” le valió el premio a Mejor actor. El talento novel se sintió con Eliane Chipia, protagonista de “El desertor”, quien ganó una Mención especial por su interpretación de Sagrario en la película de Raúl Chamorro.

Del mismo filme, rodado en el pueblo trujillano de Jajó, Leónidas Urbina triunfó como Mejor actor de reparto, por su papel antagónico como el Subteniente Montilla. Claudia La Gatta ganó el galardón de Mejor actriz de reparto por “Espejos”, que también fue premiada en las categorías Mejor ópera prima, para el director César Manzano y Mejor sonido (Josué Saavedra y Danny Rojas).

Festival de Mérida “Travesía”, tercera película realizada por alumnos de la Escuela de Medios Audiovisuales de la Universidad de Los Andes, dirigida por Jesús Rondón, convenció a los cinéfilos merideños y ganó por partida doble: Premio del público y Mejor casting.

Entre las competencias paralelas a la principal, se desarrolló el Maratón Atómico Continental, una selección de obras hechas mediante un plano secuencia de un minuto de duración en las categorías animación, ficción y documental, y que para esta edición participaron 82 cortometrajes.

En el renglón de Animación resultó ganador Raffaele Castaldi con ‘Insomnio’ (Guarenas), segundo premio para Joel Andrade con ‘Cenizas’ (Mérida) y tercero Ligia González con ‘La decisión’ (Mérida). En ficción triunfó Aaron Machado con ‘Ansiedad’ (Valencia), seguido por Simón González con ‘Laralalala’ (Maracaibo) y en el tercer lugar Nataly Araujo con ‘El Juicio’ (Timotes), mientras que la categoría documental fue declarada desierta.

Festival de Mérida Hernán Jabes (“Piedra, papel o tijera”, 2012); José Pisano, director de Cinematográfica Blancica; el actor Laureano Olivarez; María Jácome, productora; el periodista y autor Rodolfo Izaguirre y el chef Sumito Estévez, conformaron el jurado calificador de la 11ª edición del FCV.

“La labor fundamental del FCV es poder tener un espacio de encuentro para confrontar la producción cinematográfica con los talleres y actividades. Es interesante porque, desde el jurado, tenemos muchas visiones distintas. Eso le dio un toque muy interesante a la hora de dar el resultado final de los ganadores”, comentó José Pisano.

Los estudiantes tuvieron su espacio en distintas muestras audiovisuales que incluyeron trabajos cinematográficos producidos en la Escuela Nacional de Cine, en la EMA-ULA; en la Escuela de Cine y Televisión (Escinetv); y en la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, entre otras casas de estudio.

“Estudio del estilo Animatrix”, de Walter Riolo Fiore, hecho en la Escuela de Medios Audiovisuales de la ULA, ganó la Mejor tesis universitaria sobre cine. En este mismo renglón, se otorgó una mención especial a “Relaciones entre el método fragmentado del Actor’s Studio y el montaje cinematográfico”, de Ana Gabriela Burgos (Universidad Central de Venezuela). La Escuela de Medios Audiovisuales de la ULA se quedó con la Mejor muestra universitaria.

La productora María Eugenia Jácome, “Cocó”, reconocida cineasta creadora de historias y sueños que han enriquecido películas como “Elipsis” y “Cyrano Fernández”, fue la homenajeada de esta onceava edición del evento.

Formación cinematográfica

Festival de Mérida El Festival del Cine Venezolano brindó una serie de talleres y conversatorios, entre ellos un Workshop sobre ‘Madame cinéma’, próximo documental del joven realizador Jhonatan Reverón, que ha inspirado y motivado a muchos alrededor del mundo a través de su campaña “Por favorcito producciones”, que tiene la misión de recaudar fondos para el proceso de postproducción de su documental, dedicado a la dama del cine venezolano, Margot Benacerraf (Araya), consistente en un Micromecenazgo (‘crowdfunding’).

“Desde el principio he preferido mantener un proceso independiente para servir de ejemplo a otras películas. Este filme es una carta de amor al cine nacional y mundial” puntualizó el director.

Las personas con discapacidad tuvieron su espacio con la Asociación Deuteragonista, que a través del proyecto ‘Cine Accesible’, pretende crear un sistema que les permita a las personas con problemas visuales y/o auditivos, ser espectadores del séptimo arte criollo. “La idea es que las salas de cine estén acondicionadas con unos dispositivos auditivos que pueda servir para la audiodescripción a personas ciegas y que tengan subtítulos para los sordos”, comentó Rocha durante su presentación en el Teatro César Rengifo, en el marco del festival.

Las salas de cine del Centro Comercial Alto Prado, además de la exhibición en competencia, también sirvieron de espacio para conversatorios que contextualizaron, en la coyuntura actual de nuestra cinematografía, al público que asistió masivamente durante todo el FCV.

Texto y fotos: Ernest Stuyvesant / Rubén Quast

Facebook Twitter
Enviar esta nota