Inició rodaje del largometraje “Hijos de la sal” con participación de la comunidad falconiana

Hijos de la sal“Hijos de la sal” es el título del largometraje dirigido por los hermanos Luis y Andrés Rodríguez, quienes arrancaron el rodaje el 21 de enero de 2015 y que cuenta con la participación de las comunidades del estado Falcón, donde se estará filmando durante las próximas 7 semanas.

Este largometraje será rodado en la Península de Paraguaná, en la parroquia Pueblo Nuevo del municipio Falcón, al norte de Coro, estado Falcón. El proyecto de los hermanos Rodríguez, financiado por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, involucra a diferentes sectores de la población falconiana, dado que se cuenta con algunas personas de la localidad en las áreas de asistencia de producción y arte.

“Hijos de la sal”, cuenta la historia de Evaristo, quien en agonía de muerte, pide a sus hijos que, contraviniendo las costumbres del pueblo, incineren su cadáver y que sus cenizas vayan al mar. Dispuestos a cumplir la última voluntad del anciano, como en un rito de iniciación los jóvenes, sin saberlo, transgreden las tradiciones del pueblo, con lo que invocan su condena a un destino en el que solamente se tienen el uno al otro. En adelante, jugando a crecer, los muchachos asumen roles que no les corresponden, enfrentados a una vida cotidiana. María (16) y Enrique (13), explorarán todas las variables de su relación. Desde la fraternidad engendrada en su orfandad, hasta el deseo que nace en la soledad. Es una historia sobre la madurez, en la cual ambos tendrán que decidir si siguen el ejemplo de sus padres o abandonan para siempre un lugar en el que la sal, el calor y el rudo transcurrir de los días, corroen por igual el cuerpo y el alma de los seres.

Luis Alejandro y Andrés Eduardo Rodríguez (Caracas, 1974), antes de dedicarse a la dirección de documentales, trabajaron en el área social, específicamente con niños en estado de abandono. Esta experiencia los llevó a definir un interés y apego por personas marginadas que tiempo atrás no tenían la posibilidad de expresarse. De esta manera, se acciona una filmografía que cuenta con más de cuarenta documentales, entre los que se pueden destacar: Somarí del Guaikerí, Hidalgo de coche, Pan de cada día, El esplendor y la espera, La siembra de un cantor, Alí Primera: Herido de Vida, Pasajero Detente, Elisabeth Schön: Alma fugitiva, Después de la lluvia, Manos Mansas, Sueños de José Castillo, Esperando el vuelo, entre otros.

En 2013, estrenan su ópera prima “Brecha en el silencio”, la película que relata la vida de Ana (Vanessa Di Quattro), una adolescente de origen humilde que ha visto pasar sus años frente a una máquina de coser, trabajando para sostener a sus dos hermanos menores (Jonathan Pimentel y Caremily Artígas) soportando en silencio los abusos de un padrastro pervertido (Rubén León) y una madre indiferente (Juliana Cuervos). Esta obra fue merecedora de una gran cantidad de premios tanto nacionales como internacionales y fue elegida por la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos (ANAC) para ser nominada al Óscar en la categoría de “Mejor Película Extranjera” en el año 2013.

El rodaje de su segundo largometraje de ficción “Hijos de la sal” brindará a la parroquia de Pueblo Nuevo del estado Falcón la experiencia de participar en la filmación de una película, generando fuentes de ingresos para las empresas del sector, garantizando de esta manera la inclusión y participación de las comunidades en los procesos de creación y construcción del cine nacional.

Ficha técnica:

Dirección: Luis y Andrés Rodríguez
Guión: Carlos Tabares, Luis y Andrés Rodríguez
Productor ejecutivo: Rafael Monsalve
Productor Ejecutivo Asociado. Productor General: María Eugenia Jácome
Director de Fotografía: Juan Antonio Lamata
Cámara: Luis y Andrés Rodríguez
Edición y montaje: Bárbara Hertiman