Mérida congregó el presente y futuro del cine animado

El primer Encuentro Nacional de Cine de Animación de Venezuela permitió sistematizar las propuestas de más de 80 profesionales del sector

Encuentro Nacional de Cine de Animación de VenezuelaLa ciudad de Mérida, una de las localidades pioneras del cine venezolano, congregó recientemente a más de 80 creativos de todo el país, quienes formaron parte del primer Encuentro Nacional de Cine de Animación. En la cita, llevada a cabo los días 20 y 21 de septiembre, se generó un diagnóstico sobre la situación actual del sector, hecho que contribuirá con la elaboración de proyectos a incluirse en las propuestas de diseño de políticas públicas enfocadas en el desarrollo de la producción y la difusión del cine de animación criollo.

La metodología usada para generar esta evaluación colectiva partió de la conformación de cuatro mesas de trabajo en las que se abordaron diferentes temas. “En el área de formación hubo propuestas interesantes y novedosas. Hay una necesidad y una sed inmensa de adquirir conocimientos y también de reconocimiento de los saberes que ya existen y que están acreditados por el ejercicio profesional en Venezuela”, comentó María Ríos, Coordinadora General del Encuentro.

Las voces participantes coincidieron en la necesidad de consolidar la fuerza académica correspondiente al área de animación en el país, en concretar esfuerzos para la actualización tecnológica de equipos y generar asistencia formal y legal para la elaboración de proyectos, replicando experiencias positivas que se hayan presentado en el mundo.

Ríos, en conclusión, señaló que las jornadas de trabajo en Mérida fueron satisfactorias. “Primero, desde el punto de vista humano, es importantísimo el significado de la palabra “Encuentro” en su máxima acepción. Ahora, desde el punto de vista institucional, es un logro destacado del CNAC que lo pone en la vanguardia al convocar a una consulta nacional del sector de animación, para tener resultados que puedan ser traducidos en acciones concretas”, explica.

Del primer Encuentro Nacional de Cine de Animación también destaca el nacimiento de varias coproducciones, de encuentros de casas productoras que no se conocían, de posibilidades de trabajo, y del mismo reconocimiento de las figuras importantes de la animación en Venezuela que algunas generaciones ignoraban.

Movimiento nacional

Los organizadores, al culminar las mesas de trabajo, sistematizaron y reunieron los diferentes planteamientos surgidos durante los dos días de debate para agruparlos en un banco de proyectos. El objetivo fue generar iniciativas que puedan gestarse a mediano y largo plazo referentes a la creación, aspectos legales, coproducción, participaciónen festivales nacionales e internacionales, así como la dotación de equipos tecnológicos, entre otros asuntos de interés.

La actividad contó con la participación de creativos y animadores de diferentes regiones y brechas generacionales. De los 87 convocados, participó un grupo mayoritario de la Gran Caracas, seguido en proporción de profesionales del estado Mérida, Zulia, Falcón, Lara, Anzoátegui, Barinas, Táchira y Nueva Esparta.

Ríos considera que una de las potencialidades que posee el sector de animación actualmente es la cantidad de talento joven distribuido en todas las entidades federales. “Las nuevas generaciones pueden dar muestras de la renovación del talento humano que existe actualmente en Venezuela. Hay muchas caras nuevas que dominan las plataformas tecnológicas y que, además, ya poseen trabajos avanzados y en desarrollo que no conocemos”, concluyó.

El evento se llevó a acabo gracias al apoyo del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC), el Laboratorio “Rodolfo Santana” del Cine y el Audiovisual de Venezuela, y la Escuela de Medios Audiovisuales de la Universidad de Los Andes, entre otros colaboradores.

Alianzas

El pasado 22 de septiembre, luego de culminar el primer Encuentro Nacional de Animación, se realizó en el Campus Universitario Forestal de la Universidad de Los Andes la primera edición del Taller Internacional de Formación en Animación de la Región Andina (TIFA), evento que efectuó conferencias, laboratorios de animación y talleres de producción y guión durante una semana, con participación de profesionales de Venezuela, Colombia, Perú y Ecuador.

Entre los invitados que lideraron estas actividades estuvo el representante argentino Enrique Cortéz, el productor español Paco Rodríguez (miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España), el director boliviano Joaquín Cuevas y el cubano Omar Proenza (director de animación de “Samuel”, el primer largometraje animado venezolano).

Además, asistieron los representantes locales Carolina Dávila, Violeta Moreno, Jean Charles L´Ami y Francisco Sanabria. Los organizadores de ambos eventos aprovecharon la oportunidad para realizar un homenaje a varias personalidades de la animación. También se concretó el estreno nacional de los cortometrajes animados “No Jile”, “Chirino” y “El duende verde”, en el Teatro César Rengifo (ULA).

“El futuro de la animación puede ser brillante, puede ser un hito en la región latinoamericana porque es la primera vez que se reúnen tantas personas que tienen tanto que decir y que aportar para que el sector tenga un avance sustancial. Nosotros debemos seguir empujando para que todos esos sueños se transformen en realidades a favor de la industria nacional”, puntualiza Ríos.