El cine venezolano continúa su recorrido por La Habana

SublimaciónEl día de ayer lunes 05 de diciembre, los cortometrajes El arte sin fronteras de Miguel Issa y Soja de Gabriel La cruz fueron proyectados como parte de la programación del 33 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, que se desarrolla en la capital cubana hasta el 11 de este mes.

Lucía Dávila, presentó en La Habana su primer trabajo audiovisual, El arte sin fronteras de Miguel Isaa, filme del género documental que fue exhibido en el cine Infanta en el apartado  Latinoamérica en Perspectiva Sección Informativa, y que sigue el proceso creativo de Miguel Issa, un dramaturgo venezolano que fusiona la danza contemporánea con el teatro, cuya obra no tiene un género definido dentro de las artes escénicas.

“Estoy muy emocionada y muy agradecida con el CNAC, institución de Venezuela que  me apoyó para venir a La Habana. Es primera vez que mi cortometraje está en un cine internacional, pues sólo se había mostrado en mi país en el mes de septiembre en el Festival Entre Largos y Cortos Oriente 2011, y estoy muy feliz porque ya eso representa una ganancia”, dijo Dávila.

En horas de la tarde, la sala del cine Charles Chaplin, con un concurrido público acogió al cortometraje Soja dirigido por Gabriel Lacruz, obra que integra la Sección Oficial de Cortos Ficción y que fue recibida con mucha aceptación en el festival.

Soja“Quisiera primeramente agradecer al festival, a los invitados internacionales, al público cubano y al CNAC por todo el apoyo que recibí para hacer esta obra. Este es un cortometraje hecho en los andes venezolanos en el 2010, y espero que la disfruten, muchas gracias”, expresó Lacruz para presentar la función.

Además el realizador de Soja comentó: Muy contento no sólo por la experiencia de mostrar mi trabajo sino de poder ver el trabajo de los demás cineastas, de ver todo lo que se está haciendo en Latinoamérica, es muy interesante porque convergen distintas perspectivas y tendencias de lo que está ocurriendo. La habana es un escenario súper romántico para mostrar cine, además se sabe que en este país la gente realmente disfruta del cine y eso es muy grato.

Ronald Kanzler, quien figura en la sección Oficial Animación con su cortometraje Sublimación, señaló: “Me sorprendió ver la sala llena de gente y apoyando de una manera tan culta cada parte del filme, y con un comportamiento muy educado. Ahora que regrese a Venezuela me voy con eso en el corazón, la forma en cómo el público cubano apoya y ama el cine, es algo impresionante. Me gustaría que nosotros los venezolanos comencemos a ver al cine como realmente se ve aquí, y apoyar no sólo al comercial sino al cine de autor”.

En la “Hora del corto” también fueron mostradas en el cine Infanta las obras venezolanas Mujeres del tirano de Ernesto Solo y Taller sublime de Kiberly Figueroa.