Miguel Ferrari estrena en Málaga su film La Noche de las Dos Lunas

El Festival de Cine que se realiza en esta ciudad recibió este año el segundo largometraje del director

El director venezolano Miguel Ferrari estrenó su segundo film La Noche de las Dos Lunas en el Festival de Málaga en España. La película, que cuenta con 117 minutos de duración, está basada en un hecho real que enfrenta a dos mujeres por un error médico cuando el embrión de una se implanta en el vientre de la otra.

En una entrevista con la agencia EFE realizada después de la proyección de su cinta en la sección Focus Latino del Festival de cine en español de Málaga, el realizador destacó “me hace mucha ilusión entrar a España por el Festival de Málaga; uno de los mejores escaparates a los que se puede aspirar en cinematografía hecha en español” comentó. Añadió también que, en esta oportunidad se presenta con una película “que va dar mucho para el debate ya que se pregunta por los límites de la maternidad, por los nuevos tipos de familia”.

Esta cinta llega luego del éxito obtenido por “Azul y no tan rosa”, con la que Ferrari inició su carrera como director, siendo esta además la que lo hizo ganador del primer Goya para Venezuela.

En La Noche de la Dos Lunas se puede apreciar el talento de los actores venezolanos Prakriti Maduro, Mariaca Semprún, María Barranco, Luis Gerónimo Abreu, Albi De Abreu, Juan Jesús Valverde, María Cristina Lozada, Héctor Manrique, Claudia La Gatta, Carolina Torres, Nohely Arteaga, Aminta de Lara, Sócrates Serrano, Orlando Delgado e Hilda Abrahamz.

Esta es una coproducción entre Venezuela y España, además de contar con el financiamiento del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) y el Programa Ibermedia. Por su parte, el guion estuvo a cargo del propio Ferrari junto a Lupe Gehrenbeck, la música es de Sergio de la Puente con quien también trabajó en Azul y no Tan Rosa, y la fotografía es de Alexandra Henao. Además, La película fue rodada dentro del Parque Guaraira Repano específicamente en el pueblito de Galipan, buscando abstraerse del escenario propio de la Caracas actual. 

Prensa Cnac / Klaudia Flores