Cultura se suma al nuevo momento económico con el programa “Exporta Cultura”

Sumario: “Hemos determinado un interés común que es la dinamización de todos los procesos asociados a la cultura, en el nuevo momento económico que le espera a Venezuela”, manifestó el ministro Villegas. Este programa inicia con los sectores de cine y libro por su gran posicionamiento a nivel global

Este jueves 23 de agosto diversos sectores del ámbito cultural venezolano, se reunieron en la sede del Banco de Comercio Exterior BANCOEX en la ciudad de Caracas con la finalidad de discutir y presentar propuestas que generen la posibilidad de exportar cultura. La actividad contó con la presencia del Ministro del Poder Popular para la Cultura Ernesto Villegas, la Ministra de Comercio Exterior e Inversión Internacional Yomana Koteich y la Ministra del Poder Popular para el Turismo Stella Lugo.

El ministro Villegas informó que la cultura se suma a este nuevo momento económico, generando las condiciones para el fortalecimiento en la producción de los bienes y servicios culturales y para ser comercializados a través del programa “Exporta Cultura”. “Hemos determinado un interés común que es la dinamización de todos los procesos asociados a la cultura, en el nuevo momento económico que le espera a Venezuela”, acotando también. que es un sector económico que tiene sus dificultades y sus especificidades las cuales deben ser reconocidas.

Por su parte, la ministra Yomana Koteich indicó que “estamos focalizados en aquellos sectores que tienen un gran potencial de desarrollo, no solo para el consumo cultural nacional, sino para la proyección de nuestra cultura”, de igual manera informó que se iniciara con los sectores del cine y el libro “por su gran posicionamiento a nivel global”.

Ambos en concordancia con las distintas ideas planteadas por parte de los asistentes, insistieron en la necesidad de mantener la calidad en las producciones que se hacen en el país, para poder así competir en mercados internacionales y generar la obtención de divisas para el desarrollo del área cultural en Venezuela.

Asimismo, por el gremio cinematográfico Henry Páez quien es representante de la Cámara Venezolana de Productores de Películas de Largometraje (Caveprol), respaldo este encuentro de trabajo y propuso el tema de la oferta turística que se puede hacer al mundo entero a través de los films, series para televisión y audiovisuales en general, teniendo productos de calidad que cuenten además con un esquema para su promoción.

A su vez, Abdel Guerere de la Asociación Venezolana de Exhibidores de Películas (AVEP), hizo énfasis en la creación de un catálogo para la exportación que considere la clasificación de las películas por edades para el público extranjero, esto tomando en cuenta los gustos en cuanto a los distintos géneros cinematográficos a nivel internacional, pudiendo llegar a los sectores más jóvenes de la población y a través de las diferentes plataformas tecnológicas existentes en el mercado.

Además, resaltó y saludo la presencia del Ministerio de Turismo en el encuentro es importante trabajar juntos para consolidar la Comisión Fílmica existente como una unidad de atracción de inversión extranjera. También, garantizar la dotación técnica y la infraestructura adecuada para una fructífera producción cinematográfica.

Por su parte, Mauricio Cortés presidente de la Cámara Venezolana del Libro (Cavelibro) tomó el derecho de palabra  agradeció la invitación a esta mesa de trabajo e informo que ya es la tercera reunión que ha sostenido la Cámara Venezolana del Libro con representantes del sector cultura en un lapso de tres semanas, donde se ha acordado una agenda de trabajo conjunto “ahora nos corresponde romper paradigmas y tratar de conseguir los objetivos que han hablado en estas reuniones” resaltó que, existen todavía unos mecanismos que a nivel internacional se deben establecer para que permitan sacar el sector adelante.

Igualmente, Iván Diéguez hizo referencia a la protección que debe garantizarse en materia de derecho de autor, ya que a su juicio, existe un factor de vulnerabilidad en todos los sectores culturales en cuanto al desconocimiento e irrespeto a la propiedad intelectual. En este aspecto el Ministro Ernesto Villegas destacó la propuesta que desde su despacho se hace para que el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (Sapi) sea readscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura.

Por el ámbito musical Alí Alejandro Primera presidente del Centro Nacional del Disco (Cendis),  dio a conocer el trabajo que han venido desarrollando para la construcción de la soberanía sonora en conjunto con las comunidades. También, desde este sector acotaron la necesidad de generar convenios entre las distintas instituciones para el mercado internacional de la música, debiendo así mismo, renovar y mejorar el parque tecnológico con mejores instrumentos y equipos tecnológicos.

Es importante señalar la aprobación y consenso en relación a la importancia de incluir al sector privado del país, a lo que la ministra Koteich expuso que “tenemos que aprovechar este momento, esta sinergia…convertir nuestra economía en algo más sano de relación entre las partes” puntualizó.

En este sentido, realizó la propuesta de un esquema de trabajo que incluya los aspectos de producción destinado al mercado nacional e internacional asegurando en primer orden la calidad de lo hecho. Como segundo punto, la atracción de inversiones con la creación de un portafolio digital que incluya el marco legal correspondiente a cada área. El tercer aspecto presentado se basó en un catálogo de la oferta exportable, que permita mostrar la creación artística de Venezuela. Como último punto, se expuso la posibilidad de financiamiento entre terceros, tocando el tema del patrocinio privado y la responsabilidad social por parte de las empresas que deseen incursionar o participar en esta iniciativa.

Por último, se espera el inicio de mesas trabajo donde se incluyan representantes y voceros de los diferentes ámbitos, que permita la discusión y el debate de estos temas para el desarrollo de la industria cultural venezolana.

Prensa Cnac/Klaudia Flores