“Nos llaman guerreras”: una historia de superación

Tres directores, Edwin Corona, Jennifer Socorro y David Alonso, se unieron para armar la historia de la selección de fútbol femenino Sub-17 (actual Sub-20) que ganó el Sudamericano femenino en el 2016. “Nos llaman guerreras” es la vida detrás del balón de las chicas que lograron este sueño.

Nos llaman guerreras

El equipo de la casa productora Al Agua Cinema tiene una amplia experiencia en la realización de videos y fotografías de bodas, comerciales y trabajos corporativos, pero las ganas de ir más allá siempre estuvo muy presente entre sus integrantes.

En una lluvia de ideas para la concepción de nuevos proyectos, Jennifer Socorro puso en la mesa una historia documental que en ese momento ganaba más y más espacio en los medios de comunicación social del país: los logros y las victorias del equipo femenino de fútbol Sub-17.

“Y en marzo se da el Campeonato Sudamericano de Fútbol, soñado, maravilloso de estas muchachas que ganan invictas y había una posibilidad muy buena”, comenta Socorro.

Como Jennifer Socorro había jugado fútbol y es una amante de este deporte, el entusiasmo contagió a todo el equipo y junto a Edwin Corona y David Alonso, se embarcan en la aventura de viajar por toda Venezuela y fuera de ella, a la caza de los testimonios de las futbolistas.

En “Nos llaman guerreras”, el equipo de producción recorrió Caracas, Valencia, Yaracuy, Mérida, Margarita, Guasdualito, en el estado Apure, y visitaron la localidad de Tallahassee, Florida, en Estados Unidos, donde vive la deportista Deyna Castellanos.

Priscilla Torres, productora ejecutiva de “Nos llaman guerreras” recuerda que el proyecto comenzó con un trabajo “con las uñas”, “sin cobrar ni un solo centavo y en el camino justo antes de tener que tomar la decisión si ir al Mundial de Jordania, que evidentemente fue la parte más costosa del proyecto, logramos finalmente conseguir a nuestro financista, el Fondo de Valores Inmobiliarios, un grupo al que le estamos eternamente agradecidos y que son el por qué se logró hacer esto. ¿Cuánto nos costó? Nos costó dos años de nuestra vida, nos costó la pérdida de David Alonso que es algo que no tenemos manera de recuperar, pero creo que el resultado es el que queríamos y estamos muy contentos”.

David Alonso, uno de los directores de “Nos llaman guerreras”, falleció en el mes de septiembre del 2016 en un accidente automovilístico en la población de Atacama, Chile, tres días antes de partir al Mundial de Fútbol en Jordania.

Para Jennifer Socorro fue un momento impactante en la producción, “no sé ni cómo describir ese momento pero creo que David nos acompaña y estará con nosotros por siempre”.

Nos llaman guerreras

Una gran sinergia

Los productores de “Nos llaman guerreras” querían contar una historia que no solamente retratara un logro deportivo, también quisieron ofrecer una visión que mostrara la superación de obstáculos y en especial, luchar contra el olvido.

Este objetivo lo tenía muy claro Edwin Corona, uno de sus directores, “nosotros lo que no queremos es que se pierda esta generación. Y que siguen existiendo niñas que digan ‘yo quiero ser una Deyna, yo quiero ser una Daniuska’, que sea una persona que sencillamente tenga un sueño porque al final es una cosa de cumplir un sueño”.

La idea original era contar la historia de un equipo, pero para el grupo de productores era imposible lograr tener a todas las muchachas, así que seleccionaron los testimonios basado en una premisa principal: la historia que podían compartir cada chica y su afinidad con el tema central de la película.

En palabras de Priscilla Torres, lo que encontraron en los viajes y en la conversación fue una cálida bienvenida, “la verdad es que las chicas fueron muy abiertas. Tuvimos mucha suerte en ese sentido porque estamos hablando de adolescentes, o en su momento lo eran, y creo que el feeling que había entre el equipo de producción y ellas logró que hubiera esa sinergia. Ellas pudieron contarnos todo sin importar lo que pudiera decir la gente, creo que por ahí está reflejada en el documental, la realidad sin ningún tipo de censura”.

Además de visitar Venezuela en la búsqueda de las futbolistas, el equipo de producción acompañó a las muchachas en su módulo de entrenamiento en México y al mundial FIFA que se realizó en Jordania, “para nosotros fue demasiado enriquecedor, poder llegar con las cámaras y que no éramos unos reporteros que estaban allá, sino éramos unos panas”, comenta Jennifer Socorro.

“Nos llaman guerreras” quedó en la Selección Oficial de la cuadragésimo segunda edición del Festival Internacional de Cine de Atlanta 2018 y tendrá su estreno en el país este viernes 16 de febrero.

Texto: Mawarí Basanta
Fotografías: Cortesía/Nos llaman guerreras