Diego Rísquez un Pintor del Cine Venezolano

Este sábado 13 de enero de 2018 el cine venezolano está de luto, tras la muerte del cineasta Diego Rísquez quien falleció a los 68 años de edad, luego de padecer varios problemas de salud.

Diego Rísquez

 

“La pantalla es un lienzo, el director de arte un pintor y el pincel es la cámara” diría el icónico cineasta Diego Rísquez, quien naciera un 15 de diciembre de 1949 en Juan Griego isla de Margarita. Su interés en el séptimo arte surge en la realización de sus estudios en comunicación social en la Universidad Católica Adres Bello, su pasión en los talleres de Tiuna Films al lado del más querido de sus maestros Óscar Mollinari, donde junto a Enrique Lazzo, Carlos Oteyza, Blanca Baldó, Alberto D´Enjoy y Carlos Azpurua, su entrañable amigo, quien se refirió a la obra de Rísquez como de una “extraordinaria obra que revolucionó la filmografía venezolana y muestra del inmenso amor a su patria” realizan su primer cortometraje “Siete Notas”. Complementa sus estudios en París, Roma y algunos países orientales, donde perfecciona sus técnicas de fotografía y teatro.

En 1975 decide volver a Venezuela y desarrollarse como artista plástico, sin dejar atrás su amor por la creación en la gran pantalla, es por ello que en 1977 junto a Julio Neri organiza el I primer festival de cine Super Ocho, donde estrena su obra “A propósito de Simón Bolívar”, en esta obra conjuga su faceta de pintor y cineasta reproduciendo la iconografía patriótica según pinturas de Tito Salas, Centeno Vallenilla, Juan Lovera, Martín Tovar y Tovar, Cristóbal Rojas y Arturo Michelena. Asimismo, pone en escena episodios de la historia de la independencia venezolana, convirtiéndose en el pintor del cine venezolano.

En paralelo al desarrollo de su filmografía y al ejercicio de su oficio de director de arte, se involucra en actividades gremiales, de tal manera que en el año 2001 fue elegido presidente de la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos (ANAC), cargo que se desempeñó durante tres años. Al frente de la ANAC colaboró con la reforma del Reglamento de la Ley de Cinematografía Nacional vigente, y en el diseño del Anteproyecto de Reforma Parcial de la Ley de Cinematografía Nacional que fue aprobado en primera discusión durante el año 2004.

Rísquez marcó una pincelada de la historia del cine venezolano donde destaca su inigualable propuesta artística y su autenticidad, convirtiéndose así, en uno de los mayores exponentes del cine experimental y de autor en Venezuela, Latinoamérica y el mundo, dejando su huella imborrable en el séptimo arte. Vaya un agradecimiento profundo por permitirnos ver la belleza que sus ojos percibían.

Legado Filmográfico de Diego Rísquez

  • Siete notas
  • Poema para ser leído bajo el agua (1977)
  • Radiografía de Naturaleza Viva (1977)
  • A propósito de la luz tropical (1977)
  • Homenaje a Armando Reverón (1978)
  • A propósito del Hombre de Maíz (1979)
  • Bolívar Sinfonía Tropical (1980)
  • Orinoko Nuevo Mundo (1984)
  • Amérika Terra Incógnita (1988)
  • Karibe Kon Tempo (1995)
  • Manuelita Saenz (1995)
  • Miranda regresa (2006)
  • Reverón (2011)
  • El malquerido (2015)
  • Guaicaipuro (último de sus guiones)

Texto: Edys Glod
Foto archivo​